Gálatas 2:15-21 Justificación, gracia de Dios.

Pablo en medio de la defensa que él ha estado haciendo de su apostolado, que a la vez es una defensa del evangelio ha estado mostrando en estos dos capítulos la arrogancia humana y lo ha estado mostrando entre líneas no solamente en el hombre natural sino también en los mismos creyentes, entre ellos un apóstol como Pedro y un hombre como Bernabé que entendiendo que no es por nacionalidad, ni por esfuerzos propios que se es justificado se volvían de pronto de un momento a otro por temor a otras personas a prejuicios raciales, a sus antiguos orgullos nacionalistas, separándose de sus hermanos gentiles y poniendo tropiezo a la verdad del evangelio, todos estos desaciertos muestra que el hombre se sume en una condición de miseria cuando olvida su estado de dependencia y necesidad de Dios y empieza a buscar en la fuerza de su brazo ser aprobado por esfuerzos propios. Sigue leyendo

Gálatas 2:1-3 El origen divino

En el estudio anterior vimos la defensa del apóstol Pablo a su mensaje, en todo el capítulo 1 el tema principal es una defensa del apóstol Pablo a su apostolado, vimos la defensa del apóstol Pablo a su mensaje, allí vimos lo siguiente; que él recibió el evangelio directamente de Cristo, que el mensaje (el evangelio) que él proclamaba no es un mensaje humano en el sentido de que no es un invento humano, pero también en el sentido de que no está en armonía con el pensamiento humano y también mostró que no le fue entregado por medios humanos, la fuente del evangelio que Pablo proclamaba era divina, no solamente era el origen de su evangelio divino sino que el apóstol Pablo también hizo énfasis en que a él se lo reveló de manera directa, el Señor Jesucristo. Sigue leyendo

Gálatas 1:10-24 Una defensa de su autoridad apostólica

En el estudio de estos versos vamos a ver cómo el apóstol Pablo hace una defensa de su autoridad apostólica e incluso una defensa de sus motivaciones ¿por qué?, porque desacreditar la autoridad apostólica de Pablo y mentir sobre las motivaciones que Pablo tenía fue la estrategia que utilizaron los judaizantes para negar la verdad de su mensaje, el evangelio del Señor Jesucristo. Sigue leyendo

Salmo 32 La dicha del perdón

Cierto  día David se deja arrastrar por la  lujuria al observar a Betsabé,   como rey que es da la orden de traerla a  su palacio, se acuesta con ella y días  después ella le da la noticia que está  embarazada, el problema no es que Betsabé  haya  quedado embarazada, el problema es que  esa no era su mujer, sino la mujer de su  prójimo, la mujer de Urías, la mujer de  uno de sus soldados de su ejército, que en ese  momento precisamente estaba dando su  vida por el rey, un soldado que en ese  momento estaba dando la vida en la  batalla por el pueblo de su rey. Sigue leyendo

2 Corintios 4:3-6 Rechazando el evangelio

¿Por qué mi hijo no viene a los pies de Cristo en arrepentimiento y fe para salvación?, ¿por qué mi esposo, mi esposa se niega a todo lo que tiene que ver con las cosas de Dios y su palabra?, ¿por qué mi mamá, mi papá no han dejado toda su tradición religiosa, sus creencias sin sustento bíblico para venir a la verdad para salvación, a Cristo y solo a Él?. Sigue leyendo

2 Corintios 3:7-11 Ministerio de muerte y condenación

Es probable que la mayoría de nosotros hayamos experimentado la frustración que se siente cuando intentamos hacer una tarea con una herramienta que no está diseñada para esa labor en particular en la que la estamos usando, todo se hace más difícil, nos vamos acalorando porque no logramos hacer que las cosas funcionen, nos lastimamos porque tenemos que hacer un esfuerzo mayor procurando inútilmente avanzar en la tarea, dañamos incluso lo que estamos tratando de hacer en nuestro intento torpe de realizar la tarea y hasta la misma herramienta que funciona de maravilla para otra labor (para la que fue diseñada) también termina estropeada, algo similar es lo que experimentan aquellos que en su intento de tener una relación con Dios y ser aprobados por Él (obtener salvación) al leer el antiguo pacto especialmente la ley de Dios y sus demandas, equivocadamente concluyen que es el cumplimiento de ellas, los mandamientos de Dios, las exigencias, los estatutos, las ceremonias, etc., concluyen erradamente que es el camino para ser aprobados por Dios para ser salvos, para abrir las puertas de la vida eterna y seguro que como la ilustración que cité, experimentarán la frustración de hacer uso de algo para lo que no fue diseñado. Sigue leyendo