¿PASION POR JESUCRISTO?

Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos

(Gá. 5:24)

Pasión: Sentimiento obsesivo que lleva al individuo a perder la inteligencia y el control de sí mismo; apetito desordenado en los deleites. Exceso, demasía. En ocasiones es confundido con el amor.

Pasión, implica desequilibrio emocional, por lo tanto, pérdida del dominio propio y control de las emociones. Las emociones son impulsos que preparan al organismo para la acción. Un ejemplo de pasión es la lujuria (lujuria: deseo sexual desordenado e incontrolable).

Pasión, definitivamente, NO ES sinónimo de amor. Frente a una pasión la mente pierde el equilibrio y el control, desatándose sentimientos egoístas en los cuales predominan las sensaciones corporales en detrimento de las afectivas, las satisfacciones personales por sobre las del objeto o persona (s) que despierta la pasión.

Los sentimientos apasionados producen: homicidios, guerras, autodestrucción, convirtiendo a los hombres en megalómanos, egocéntricos. Los griegos veneraban a Afrodita (Venus para los romanos), la diosa de la pasión, y en sus cultos se entregaban sin ningún control a las concupiscencias de la carne, practicando toda suerte de actos lascivos y vergonzosos. Sigue leyendo

Anuncios