2 Corintios 5:17 Nuevas Criaturas, nacidos de nuevo (3 parte)

El nuevo testamento enseña que un verdadero cristiano es alguien que ha nacido de nuevo, es el nuevo nacimiento lo que en realidad hace a alguien cristiano, cristiano significa de Cristo, RC Sproul cuenta que en cierta ocasión un hombre que se identificaba como cristiano se le acercó porque quería aprender más acerca de la fe cristiana, pero seguido a esta petición le advirtió y le dejó muy claro que esto que le estaba pidiendo tenía una advertencia y es que él no quería ser uno de esos cristianos nacidos de nuevo, él si tenía muy claro que un nuevo nacimiento implicaba un cambio radical, ahora tristemente él no estaba dispuesto a esto y digo tristemente porque esa actitud mostraba su verdadera condición espiritual este hombre era un cristiano de nombre solamente, pero este hombre no era un hombre salvo este hombre no había nacido de nuevo y en esa condición acorde a las palabras de nuestro Señor Jesucristo  no vería el reino de Dios porque no hacía parte de él.

Y es que amados hermanos no se puede estar dispuesto a un cambio radical si no se ha tenido un cambio radical y sé que esto suena un poco a trabalenguas pero condensa de manera precisa lo que la palabra del Señor enseña sobre lo que sucede en un individuo en su salvación y lo que resulta a partir de ese momento en el resto de su vida el apóstol Pablo aquí en la segunda carta a los corintios el capítulo 5:17 en muy pocas palabras ha condensado la razón, el porqué de este cambio tan drástico en su ser y la determinación de lo que ahora es su vida, su ministerio su labor como un ministro del nuevo pacto, no ha sido algo que él determinó algo que brotó de sí mismo, ha sido algo que fue hecho en él, ese es el origen, la fuente, la raíz de ese cambio radical y la razón por la que ahora vive como vive ha sido hecho algo en su vida, humildemente afirma de sí mismo si alguno está en Cristo.

Ahora ¿qué significa que aquellos que estamos en Cristo somos nuevas criaturas o somos una nueva creación?, en los textos anteriores desarrollamos la doctrina de la unión con Cristo inicialmente vimos de manera general esta doctrina, una unión que va desde la eternidad pasada elegidos en Cristo Jesús antes de la fundación del mundo hasta la eternidad futura donde ya somos vistos sentados en lugares celestiales con Cristo Jesús, de manera general vimos la unión con Cristo para después llegar al aspecto central de la enseñanza quienes realmente están unidos a Cristo y como alguien es unido a Cristo para que esta expresión si alguno está en Cristo no sea aplicada indiscriminadamente a cualquiera, sólo los verdaderos creyentes están unidos a Cristo y se hacen partícipes de Cristo en su conversión cuando ante la predicación del evangelio responden con arrepentimiento y fe.

ahora la pregunta es cómo un hombre en su estado natural que la biblia describe como en una condición caída de pecado y rebelión a Dios, que carece de todo bien espiritual, de la capacidad de agradar a Dios, de la posibilidad de acercarse a Dios por sí mismo, ¿cómo es que un ser responde con arrepentimiento y fe para salvación?, la respuesta es que en su estado natural como nace después de la caída en el Edén es imposible, esto fue precisamente lo que entendieron los discípulos del Señor cuando el joven rico que parecía tener todas las señales de la del favor de Dios como lo entendían los judíos y sumado a esto la declaración de su cumplimiento de la ley desde su juventud, sin embargo el Señor le desnuda su verdadera condición espiritual, los discípulos del Señor se asombraron en gran manera y dijeron si este hombre con todas estas características difícilmente entrará al reino de los cielos ¿quién entonces podrá ser salvo?, a lo que el Señor mirándoles les dijo para los hombres esto es imposible.

Queremos dejar en claro a qué nos referimos cuando hablamos de esa imposibilidad, creemos que Dios ha dotado la voluntad del hombre de una libertad natural y de poder para actuar por elección propia, esa libertad natural y ese poder no es forzado ni determinado, pero también creemos por la palabra del Señor que el hombre por su caída en un estado de pecado ha perdido completamente toda capacidad para querer cualquier bien espiritual que acompañe a la salvación, por consiguiente no puede por sus propias fuerzas convertirse a sí mismo quisimos hacer esta aclaración porque inmediatamente desde la perspectiva subjetiva, de la lógica arrogante humana y posiblemente hasta de la propia experiencia diga “pero esto no es así o incluso leyéndolo en la escritura diga pero esto a mí me suena injusto”, la incapacidad del hombre de que responda con arrepentimiento y fe radica en lo siguiente, él fue diseñado con una voluntad, con una libertad natural y poder actuar por elección propia pero no quiere el hombre natural en su condición caída no quiere venir a Cristo, no viene a la luz porque la escritura dice en la boca del Señor Jesucristo  que ama más las tinieblas que la luz toda la escritura es inspirada por el Espíritu Santo de Dios y toda ella habla de Cristo Jesús, no viene a la luz ¿y por qué no viene a la luz?, porque ama las tinieblas, aborrece la luz porque ama lo malo, ama el pecado es un esclavo de el y no viene a la luz para que sus obras no sean reprendidas, esto es lo que dice juan 3:19 y 20 así que cuando afirmamos por la escritura que el hombre en su estado natural es imposible que responda en arrepentimiento y fe nosotros no estamos negando la libertad con la que Dios ha dotado la voluntad del hombre, lo que pasa es que esa libertad actúa acorde al estado en el que se encuentra, el hombre elige de acuerdo a la disposición regente de su ser hacia donde siempre lo inclina su querer y desde la caída es de continuo hacia el mal, la palabra del Señor dice no quiere venir a Cristo, no viene a la luz porque ama las tinieblas, aborrece la luz, ama lo malo, así que ante la expresión de incapacidad cuando alguien se levante a decir pues no es justo lo está diciendo ignorantemente, pero el Señor dijo a sus discípulos “más para Dios todo es posible, lo que es imposible para el hombre por su condición caída de amor a las tinieblas para Dios no será imposible.

La única manera para que el hombre responda voluntariamente al evangelio con arrepentimiento y fe,  es porque se ha obrado en él un cambio radical y ese cambio radical debe operar en el hombre para que ese hombre libremente venga a Cristo, crea al evangelio se arrepienta y deposite su confianza en Cristo Jesús para salvación a esto es a lo que el apóstol Pablo se refiere cuando dice si alguno está en Cristo nueva criatura la palabra de Dios también se refiere a esa nueva creación como un nuevo nacimiento son todas expresiones que se refieren a ese mismo acto divino y soberano de Dios en el hombre.

¿Qué es el nuevo nacimiento, cuándo sucede ese nuevo nacimiento, quién obra ese cambio radical y qué evidencias hay de que se ha nacido de nuevo?, es el tema de este estudio la doctrina de la regeneración, el nuevo nacimiento.

¿Qué es ese nuevo nacimiento?, a partir de ahora y aunque vamos referirnos a nueva creación como expresiones sinónimas que nos dan a entender un cambio radical de ese hombre, cuando el Señor responde a Nicodemo uno de los principales de los judíos, que hacía parte del sanedrín por lo tanto un hombre docto en la ley, estudiado en las escrituras, cuando viene de noche y le dice “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él” a lo que el Señor le responde “que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”, ahora la confusión de este hombre docto en las escrituras al oír esto, es tal que dice Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?, obviamente nacer de nuevo no tiene nada que ver con un nuevo nacimiento físico, la respuesta que el Señor Jesucristo  le da a continuación nos enseña que es una regeneración, de índole espiritual lo que es nacido de la carne, carne es hablando de la condición natural en la que nacemos pero a este nuevo nacimiento  se refiere así  lo que es nacido del Espíritu, espíritu es,  No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

Por lo tanto nacer de nuevo es un acto de Dios donde nos imparte vida espiritual, donde hace algo en la condición en la que se encuentra el hombre, algo nuevo y que es necesario para pertenecer a Cristo, para ver el reino de Dios.

¿Cómo así que en el nuevo nacimiento Dios imparte vida espiritual? ¿qué quiere decir esto?, Dios advirtió a Adán que su desobediencia le significaría muerte le dijo ciertamente morirás y cuando Adán peco su relación de criatura con Dios fue inmediatamente rota, fue expulsado del edén y la historia bíblica nos cuenta que la raza humana cada vez más se alejaba del lugar donde tenía una relación con Dios, murió espiritualmente en el sentido de tener una relación con Dios de tener la dirección de Dios, la guía de Dios dirigiéndole en todo momento, murió espiritualmente a esto es a lo que nos referimos y con el tiempo como resultado de haberse desligado la criatura de su creador y como juicio divino también a la larga murió físicamente.

Ahora cuando Adán peco todos pecamos, él era nuestro representante su pecado es nuestro pecado, la doctrina bíblica del pecado original nos enseña que nosotros heredamos la culpa y la corrupción por el pecado “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre” (hablando de Adán) “y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”, cuando hablamos que en el nuevo nacimiento Dios nos imparte vida espiritual, esta es la noticia y es parte de la predicación del evangelio el hombre en su estado natural está muerto espiritualmente.

Muerto espiritualmente es en este sentido que hemos explicado, el hombre fue creado de una parte corporal y una parte espiritual la biblia le llama espíritu o alma, muerto espiritual no quiere decir que aquel incrédulo que vaya en la calle no tiene espíritu, no es una bolsa de carne con signos vitales, la escritura habla de evidentes incrédulos e impíos como aun considerando cosas en su espíritu, dejarían de ser seres humanos, muerte espiritual no quiere decir que el impío no tiene en su composición un espíritu, muerte espiritual significa estar desligado de la comunión con Dios y de su dirección que como criatura para darle gloria y honra, esa es la noticia que el evangelio anuncia primeramente a toda persona que no ha venido a Cristo en arrepentimiento y fe.  Esa condición de muerte en la que se halla el hombre es anunciada en la palabra del Señor de manera nutrida, Él (hablando a los creyentes ahora), os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados Ef. 2:5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), en otra de sus cartas dice“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados”Col 2:13.

Así que esta es la noticia, la noticia es que toda la raza humana está en una condición de muerte espiritual, el hombre está muerto espiritualmente porque se ha desligado de su creador en rebelión, es culpable ante Dios y de continuo su corazón está inclinado al mal, sin la guía y la intervención de Dios en su vida, camina alejándose cada vez más de Dios que es la vida y finalmente morirá físicamente y eternamente estará desligado del amor de Dios y recibiendo eternamente su ira por la eternidad.

En la regeneración, en el nuevo nacimiento Dios implanta vida espiritual, cambia esa condición de muerte, esa inclinación de continuo y al mal contrario a Dios, cambia soberana y sobrenaturalmente esa condición de muerte de no querer, porque ama más las tinieblas, porque ama más su propio ego y su deseo, sin la intervención y la guía de Dios ese es un muerto espiritual, en el nuevo nacimiento Dios se interpone en su camino, en su amor y su gracia como se interpuso en el camino del apóstol Pablo que aún respiraba  muerte contra los cristianos y le cambia en esa condición y hace que haya una disposición radicalmente distinta que ahora rige, dirige y gobierna su vida hacia las cosas de Dios, Berkoff un teólogo del siglo 19 se refiere a esto como que “Dios hace santa la disposición regente del alma”, la cambia, la purifica es algo sobrenatural, el nuevo nacimiento no nos cambia ontológicamente hablando, ese Pablo seguía siendo el mismo Pablo que ha aprendió a hacer las tiendas de campaña, el mismo que aprendió a los pies de Gamaliel, pero el nuevo nacimiento implica un cambio en lo moral y en lo espiritual por la obra del Espíritu Santo.

RC Sproul lo explica así “lo primero que cambia en una persona es la inclinación de su alma, ahora le importan las cosas de Dios y desea buscar a Dios ahora hay un afecto hacia el Señor, que antes no existía” lo que Dios obra al interior del ser humano es un misterio,  lo que sí sabemos es que esa inclinación en esa condición pecaminosa es cambiada de dirección y de rumbo por una acción que Dios obra sobrenaturalmente en la vida.

¿Cuándo sucede ese nuevo nacimiento?, cuando nosotros hablamos del “cuándo” por lo general hablamos de un orden lógico más que de un orden cronológico, nosotros no podemos distinguirla con diferencia de tiempo la regeneración, la conversión, la justificación, la adopción son cosas que suceden allí en un momento cuando Dios derrama su gracia salvadora sobre nosotros y aquí es donde viene la pregunta clásica ¿qué es primero la fe o la regeneración?, la persona deposita fe en el Señor Jesucristo  y entonces nace de nuevo y esa es una pregunta que no es trivial, la respuesta a esta pregunta es dónde radica el punto de partida de nuestro entendimiento acerca de la salvación, quienes no creen desde lo que la biblia les dice sino desde su razón, “lo que a mí me parece, la lógica y su humanismo” parten desde una perspectiva errada del estado en el que se encuentra el hombre después de la caída, muchos creen contrario a las escrituras que el hombre tiene la capacidad por sí mismo de ejercer fe para salvación sin la intervención del Espíritu Santo, no creen que el hombre esté muerto espiritualmente, sino que solamente está afectado en algún grado y creen que pueden decidir por sí mismo por Cristo.

Insisto sin una obra previa el hombre ante la evaluación, la invitación, la persuasión sin la intervención del Espíritu Santo no puede y no quiere venir a Cristo, muchos piensan que “ellos fueron quienes tomaron la decisión de creer”, porque quieren y pueden de manera natural y asimismo todo hombre tiene esa capacidad en sí mismo y puede decidir no es necesario una obra sobrenatural que le saque de ese estado de incapacidad porque consideran que no lo están, por lo tanto ante la misma pregunta ¿qué es primero la fe o el nuevo nacimiento?, ellos responderán primero yo tuve fe y cuando tuve fe entonces fui transformado y a partir de este entendimiento anti bíblico, se degrada todo lo que comprendemos de la salvación dejándola en una mera colaboración entre Dios y la criatura para salvación, eso se conoce como sinergismo, Dios hace una parte, tú debes hacer tu parte y la parte que tú haces, la haces porque tú puedes, esto se conoce como decisionismo y eso también tiene que ver con todas esas invitaciones que se hacen a que la persona venga y determine por sí mismo entonces yo decidí creer en Cristo por mí mismo y arrogantemente así lo afirman.

Para ellos entonces la fe antecede a la regeneración, como yo creí entonces nací de nuevo y es una mala interpretación de la fe porque es algo que supuestamente puede ejercer el hombre natural y eso le representa salvación, por lo tanto la criatura que tomó esa decisión tiene parte en la gloria de su salvación, ese sistema teológico se conoce como armenianismo o semipelagianismo, esté es sistema teológico reinante en medio de la iglesia evangélica contemporánea en Latinoamérica, lo que antes era visto como una herejía es lo que ahora se predica en la mayoría de los púlpitos si es que se predica en algún sentido salvación, humanismo, capacidad propia del hombre, parte salvación de Dios parte salvación del hombre robando la gloria de la salvación a Dios y elevando el orgullo del hombre.

¿Por qué creíste?, la salvación es una iniciativa de Dios, en la que Dios obras soberanamente sobre el hombre en su estado miserable en la que no puede hacer nada por sí mismo, creemos que es necesario que Dios obre sobrenaturalmente sacándolo de ese estado de muerte espiritual, de esclavitud del pecado y de incapacidad de aceptar las cosas que vienen del Espíritu de Dios para que el hombre libre y voluntariamente responda con el regalo divino de la fe al evangelio, la regeneración debe obrar en el hombre para que éste pueda responder positivamente al evangelio con arrepentimiento y fe y ese obrar de Dios del nuevo nacimiento siempre ante la predicación del evangelio, esa es la forma en la que obra Dios para salvación en el alma humana, nunca aparte de la escritura Santiago 1:18 El, Dios de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas, 1 P 1:23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

 

Preparado por hermanos de la Iglesia Dios Proveerá

Ref: II Corinthians. New Testament Commentary. Grand Rapids Simon J. Kistemaker; 1 Corinthians MacArthur New Testament Commentary; comentarios 1 y 2 Corintios, Bon Utley; Introducción al A.Testamento – Tremper Longman; Una introducción al Nuevo Testamento – Carson y Moo; The Second Epistle to the Corinthians Paul Barentt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s