Gálatas 2:15-21 Justificación, gracia de Dios.

Pablo en medio de la defensa que él ha estado haciendo de su apostolado, que a la vez es una defensa del evangelio ha estado mostrando en estos dos capítulos la arrogancia humana y lo ha estado mostrando entre líneas no solamente en el hombre natural sino también en los mismos creyentes, entre ellos un apóstol como Pedro y un hombre como Bernabé que entendiendo que no es por nacionalidad, ni por esfuerzos propios que se es justificado se volvían de pronto de un momento a otro por temor a otras personas a prejuicios raciales, a sus antiguos orgullos nacionalistas, separándose de sus hermanos gentiles y poniendo tropiezo a la verdad del evangelio, todos estos desaciertos muestra que el hombre se sume en una condición de miseria cuando olvida su estado de dependencia y necesidad de Dios y empieza a buscar en la fuerza de su brazo ser aprobado por esfuerzos propios. Sigue leyendo