Gálatas 2:15-21 Justificación, gracia de Dios.

Pablo en medio de la defensa que él ha estado haciendo de su apostolado, que a la vez es una defensa del evangelio ha estado mostrando en estos dos capítulos la arrogancia humana y lo ha estado mostrando entre líneas no solamente en el hombre natural sino también en los mismos creyentes, entre ellos un apóstol como Pedro y un hombre como Bernabé que entendiendo que no es por nacionalidad, ni por esfuerzos propios que se es justificado se volvían de pronto de un momento a otro por temor a otras personas a prejuicios raciales, a sus antiguos orgullos nacionalistas, separándose de sus hermanos gentiles y poniendo tropiezo a la verdad del evangelio, todos estos desaciertos muestra que el hombre se sume en una condición de miseria cuando olvida su estado de dependencia y necesidad de Dios y empieza a buscar en la fuerza de su brazo ser aprobado por esfuerzos propios.

Específicamente el texto que vamos a ver es un sustento doctrinal a la reprensión que le acaba de hacer a Pedro, ese sustento doctrinal va a servir de puente entre lo que hemos visto, la defensa del evangelio y su autoridad apostólica y el desarrollo de la doctrina de la justificación por la fe sin las obras de la ley.

Gálatas 2:15-16 dice Nosotros, judíos de nacimiento y no pecadores de entre los gentiles, 16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

Quiénes son esos nosotros entendemos judíos creyentes que saben de primera mano  que no es por el cumplimiento de la ley que son justificados, que no es porque cumplan o se esfuercen en cumplir la ley que Dios da una declaración con respecto a ellos, son justos e inocentes.

Nosotros, judíos de nacimiento  y no pecadores de entre los gentiles Pablo entonces utiliza esta expresión de pecadores entre los gentiles para hacer una diferencia de que ellos como judíos conociendo la ley y teniéndola de primera mano, ellos mismos saben que no es por medio del cumplimiento de las obras de la ley que van a ser justificados y hace la comparación con los gentiles y dice pecadores entre los gentiles, porque ellos no tenían acceso a la ley,ser judío era una ventaja la carta a los Romanos así lo enseña Rom.3:1-2 dice ¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿o de qué aprovecha la circuncisión?, o sea de que aprovecha ser judío, en este caso circuncisión, no está hablando específicamente del acto de la circuncisión sino en cuanto a que la circuncisión era la muestra de que ellos pertenecían a la nación del pacto o sea de qué sirve ser judío y Pablo responde Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Dios,ser judío era una ventaja pero también era una responsabilidad pues ellos conocían las escrituras.

En resumen Pablo aquí señala que ellos como judíos creyentes saben de primera mano, porque son conocedores de la ley, porque a ellos les ha sido confiada la palabra de Dios que no es por el cumplimiento de la ley que van a ser justificados por Dios.

Entonces si de primera mano saben esto, qué sentido tiene imponérselo a los gentiles, este es el sustento doctrinal que Pablo está presentando ante la reprensión que le ha hecho Pedro en su inconsistencia.

Ahora viene esta pregunta ¿sabían ellos al ser judíos por las escrituras (con esa ventaja de ser guardianes de las escrituras), qué no hay manera de tener un veredicto favorable de parte de Dios, una aprobación por justicias propias, de qué no hay manera de que Dios les declaren inocentes y justos por esfuerzos propios, observando la ley?, Sí, claramente la escritura lo decía Job 9:2 Ciertamente yo sé que es así; ¿Y cómo se justificará el hombre con Dios? Job 25:4 dice ¿Cómo, pues, se justificará el hombre para con Dios? ¿Y cómo será limpio el que nace de mujer? preguntas retóricas que ya tienen una respuesta, Salmo 143:2 dice Y no entres en juicio con tu siervo; Porque no se justificará delante de ti ningún ser humano Salmo 130:3 dice JAH, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse? Salomón en su oración de gracias por el templo 2 Cronicas 6 dice si pecaren contra ti (porque no hay hombre que no peque), Eclesiastés 7:20 dice Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque, por supuesto que ellos sabían por las escrituras que jamás un hombre será declarado justo e inocente por sus esfuerzos propios, porque no alcanza el estándar de Dios, como lo hemos visto en todos estos versículos.

La continua confrontación de nuestro Señor Jesucristo con los fariseos es precisamente a causa de esa inconsistencia hipócrita de ellos, porque ellos lo sabían, como dice el Señor Jesucristo confiaban en sí mismos como justos como lo describe en la parábola del publicano y el fariseo, pero la verdad según las escrituras es que no hay justo ni aún uno y que el camino de la justificación por méritos propios mediante la observancia de las obras de la ley está descartada en las escrituras.

Tres veces en un solo versículo Pablo declara que ese no es el camino para ser aprobado por Dios y esto es muy importante porque esta reiteración de tres veces es absoluto y allí mismo en ese versículo dice que la manera de ser aprobados por Dios, declarado legalmente como inocentes y justos es por el camino de la fe, ese es el tema que va a tratar el capítulo 3 pero aquí en su sustento doctrinal de la reprensión a Pedro lo repite enfáticamente en el versículo 16.  

Primero da una declaración general, general amplia sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, después da una declaración personal nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley y después da una declaración universal por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado,¿sabían ellos qué ese no era el camino para ser justificados?, sí por el conocimiento de las escrituras tenían ventaja en ese sentido, Pablo lo dice romanos 3, pero también es una mayor responsabilidad de allí el choque tan fuerte el Señor Jesucristo ante la inconsistencia de los fariseos que sabiéndose conocedores de la palabra del Señor se veían como justos a sí mismos.

Ahora surge otra pregunta ¿sabían ellos como judíos y ahora más como creyentes que la palabra de Dios afirmaba, no sólo que el camino no son las obras de la ley sino que el camino para ser aprobados por Dios es mediante la fe?, la respuesta es sí lo sabían y ese es el argumento que va a mostrar todo el capítulo 3 y va a utilizar a Abraham y solamente le voy a mencionar algo queda en ese capítulo 3 dice Abraham creyó y le fue contado por justicia ¿por qué Dios declaró Abraham como justo?, porque creyó y sin embargo estos hombres judíos especialmente los fariseos se ufanaban de decir hijos de Abraham somos pero Abraham su padre, el padre de la fe fue justificado porque creyó y ellos querían tomar un camino infructuoso e imposible en contra de sus mismas escrituras de las cuales eran guardianes, es inaceptable que ellos como judíos creyentes cayeran en esas inconsistencias poniendo tropiezo a los creyentes gentiles.

Ahora esto es lo que está diciendo allí el apóstol Pablo pero antes de continuar yo quiero dejar esta pregunta para que nos las respondamos en privado porque hemos visto lo que Pablo señala pero y qué con nosotros ¿caemos también nosotros creyentes cristianos conocedores de las escrituras como los judíos pero con la ventaja de una revelación completa y la iluminación del Espíritu Santo en el grave error de agregar al evangelio algo más para salvación?, hay una delgada línea entre saber que todo aquel que ha sido justificado mediante la ley por la gracia de Dios se santifica eso lo sabemos, todo aquel que ha sido justificado por Dios mediante la fe en Cristo, que ha nacido de nuevo crece en santificación, pero hay una delgada línea entre esto y hacer de la santificación un requisito para ser salvo.

Esto no es un promover el creer y seguir con una vida disoluta en lo absoluto, pero la predicación que nosotros debemos tener es confianza plena en la persona del Señor Jesucristo para salvación la sola fe, lo que viene después y la santificación vendrá por la obra de Dios o mostrará la realidad de una persona que sigue en su estado caido y condenado.

A continuación Pablo en este sustento doctrinal de la reprensión a Pedro en un texto que requiere pausa para ser entendido, muestra lo inconsecuente de la actitud que tuvo Pedro y Bernabé y los que se dejaron influenciar apartándose de los creyentes gentiles, dando de alguna manera razón a las enseñanzas judaizantes.

V:17-18 Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera 18 Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me.

Voy a explicar el texto para comprender mejor Y si buscando ser justificados en Cristo también nosotros somos hallados pecadores, ampliando un poco el sentido “si sabemos que no vamos a ser aprobados mediante las obras de la ley sino por la fe en el Señor, también somos hallados pecadores”, ahora la pregunta es ¿cuándo son hallados pecadores?, para entender este texto no lo podemos desligar de la acción de Pedro y Bernabé y de los otros judíos que se apartaron de los creyentes gentiles cuando llegaron los judaizantes, dándoles razón como si estuvieran haciendo algo malo.

Ahora ¿cuándo son hallados pecadores? estos hombres (Pedro, Bernabé, y los otros judios creyentes) qué saben que no van a ser justificados por las obras sino mediante la fe en el Señor Jesucristo, se alejan de los hermanos gentiles y admiten con su actuar a los judaizantes que sentarse a la mesa con gentiles es un pecado, apartarse cuando no estaban pecando.

¿es por eso Cristo ministro de pecado?, parafaseando este texto, saber que son salvos por gracia les impulsó a pecar yendo a comer con los impuros gentiles y cuando llegaron los judíos entendieron que estaban pecando y se alejaron, esa es la construcción que está haciendo allí el apóstol Pablo, la gracia que predica Pablo para salvación les impulsó a pecar, Pablo responde, en ninguna manera pero eso es lo que estaban dando a entender con su actitud porque al alejarse de los gentiles creyentes, es como si estuviesen admitiendo que estaban haciendo algo mal.

Hermanos ellos judíos de nacimiento, conocedores de la palabra, sabiendo que nadie va a ser justificado por las obras de la ley, sabiendo que el camino es mediante la fe en Cristo Jesús con las inconsistencias de sus actos estaban dando testimonio a los contradictores de que la doctrina que habían abrazado estaba promoviéndolos al pecado.

¿Hacemos nosotros eso en nuestras vidas?, nuestro comportamiento frente a las personas es concecuente con nuestras convicciones, si alguien nos ve en actos en los que dicen miren su comportamiento eso es lo que queda de la confianza solo en la gracia ¿es Cristo entonces ministro de pecado, promueve el pecado en nosotros?, de ninguna manera, nosotros tenemos que ser consistentes con nuestros actos afectamos el nombre de Cristo y si estamos pecando deshonra a Cristo y trae confusión, por otro lado nosotros no debiéramos de ninguna manera estar dando algún motivo que la gracia que nos ha sido dada impulse al libertinaje.

De allí que Pablo diga a continuación en el versículo 18 Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago o sea volver a levantar un sistema de legalismo así sea en la práctica como lo hizo Pedro y Bernabé es una declaración de que al destruir ese sistema se equivocó, y ahí lo que estaban haciendo era traicionar sus conciencias y sus verdaderas convicciones y allí se hicieron transgresores.

Cuando nosotros traicionamos nuestras conciencias sujetas a la palabra del Señor y volvemos a levantar lo que sabemos que no nos es impuesto, así lo que nosotros estemos haciendo no está en la palabra directamente señalado como pecado hace que sea una transgresión para nosotros, ¿por qué?, porque estamos yendo en contra de las convicciones que nosotros hemos declarado en el caso de Pedro y Bernabé por puro miedo al qué dirán, por puro volverse a sus nacionalismos raciales, demuestro que soy un transgresor porque lo que sé y es mi convicción lo contradigo con mis actos por más religiosos y celosos que parezcan William Hendriksen dice al respecto “pruebo o demuestro que soy un transgresor porque sé perfectamente que lo que estoy haciendo al reconstruir la doctrina de la salvación por las obras de la ley choca con las convicciones más profundas que tengo”, ejemplo: todo aquél que trata de cumplir algo que de pronto alguien le dice en la iglesia o aún se le dice en una predicación y lo trata de cumplir sin que sea una convicción, eso se le va a convertir en un acto externo de religiosidad y el acto externo de religiosidad te va a llevar a pensar que estás cumpliendo y finalmente vamos a terminar en el mismo camino, acudiendo a méritos propios para ser justificados,  yo guardo el día del Señor y a medida que profundizó en las palabras busco guardarlo más, pero si alguien procura guardarlo sin que sea una convicción de vida, sin que lo haga plena conciencia como algo interno eso que está haciendo ¿sabe en qué se le va a convertir en su corazón?, “estoy cumpliendo, lo estoy haciendo bien”, el tema de la fe no es tan simple como creencias y cosas que se observan esto tiene que ver con convicciones,  ejemplo ¿estoy pecando entonces al guardar el día del Señor?, no pero cuando lo haces de manera externa finalmente estás recorriendo el camino de una aprobación por fuerza, por esfuerzo y por méritos delante de Dios, entonces ¿no lo guardo?, profundiza en la palabra para que tengas el sustento hacerlo. MacArthur dice “si cualquiera incluido el mismo Pablo trata de volver a edificar un sistema de legalismo tras haberlo destruido del todo mediante la creencia en la predicación del evangelio de la gracia poderosa de Dios y la desesperanza de la raza humana en su pecaminosidad, él se hace transgresor a sí mismo y no a Cristo”.

Cualquiera que levanta en su mente una práctica, que su fe hizo que dejara un lado pero que se sintió obligado a hacerla por religiosidad transgresor se hace, hermanos yo le tengo igual temor tanto a la deformación de la gracia de Dios como excusa para el libertinaje, como al celo no conforme a ciencia que peligrosamente se inclina a justicias propias y en las iglesias donde se estudia la palabra del Señor inicialmente hay este gran peligro.

Ahora Pablo pasa aquí de la reprensión que le estaba haciendo a Pedro en particular a usar el nosotros.

La primera parte de esa expresión dice en el versículo 19 Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios por qué nadie va a ser justificado, por qué nadie va a ser declarado por Dios como justo inocente mediante la observancia de las obras de la ley, Pablo sabe que según la ley él es infractor, culpable digno de muerte Romanos 7:10-11 dice Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida hablando de la ley de Dios, a mí me resultó para muerte; 11 porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató, ¿por qué Pablo se ve así?, porque él es culpable, porque el camino de la observancia de la ley para justificación es infructuoso, nadie podrá cumplir plenamente las demandas de un Dios Santo, Santo, Santo la humanidad está en una condición caída, pero Pablo también sabe que la ley lo lleva a Cristo porque como lo ha mostrado en la condición real que está, le muestra la necesidad de un salvador dice Pablo aquí mismo en gálatas en el capítulo 3 versículo 24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe y Pablo también sabe que gracias a su fe en Cristo y unido a Cristo pues ha muerto para la ley romanos 7:4 todos estos aspectos van a ser profundizados por Pablo en los capítulos siguientes,  pero es importante que los mencionemos Pablo sabe que gracias a su fe en Cristo está unido a Cristo y muerto para la ley dice romanos 7:4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios de allí que la exclamación cúspide de confianza en la obra de Cristo para ser aprobado por Dios y no en los vanos esfuerzos de los méritos propios del cumplimiento de las obras de la ley esté en el versículo 20 Con Cristo estoy juntamente crucificado ¿por qué?, porque está unido a Cristo mediante la fe, el nudo que le ata y que recibió por confiar en Cristo es el Espíritu Santo, está unido a Cristo identificado a Cristo, cuando Cristo murió en la cruz del calvario Pablo estaba muriendo y ¿por qué morir?, porque la ley nos mata y ¿por qué la ley nos mata?, porque somos infractores, culpables, merecedores de condena y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Si Pablo sabe que por la ley es muerto para la ley pero eso tiene un propósito a fin de vivir para Dios, la ley no fue dada como el camino para que antes su perfecta obediencia lo cual es imposible debido a la condición caída de los hombres sea aprobado por Dios, la ley nos mata, nos muestra la condición en la que nosotros estamos y eso nos lleva por la misma mano de la ley a un salvador, si tú te sientes muy bueno jamás vendrás a Cristo como debes venir, de ahí que el estado continuo de necesidad y dependencia que tenemos aún como creyentes de Cristo Jesús, pero Pablo sabe que aún esa ley que le muestra cuál es su condición le lleva a Cristo y unido a Cristo ha muerto a la ley con Cristo está juntamente crucificado.

Sí, la condena que merecía fue recibida en unión a Cristo en la cruz del calvario, por eso él termina v-21 diciendo No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo, hermanos este sustento doctrinal de la reprensión a Pedro es tan vigente al día de hoy, cuándo nosotros escuchamos lo que las personas entienden por evangelio en las iglesias contemporáneas, su concepción de que se ganan la salvación por obediencia y que la pierden por desobediencia es inaceptable inclusive como un pequeño error o énfasis doctrinal dentro del cristianismo, eso ya fue condenado como herejía, nuestro espíritu pluralista y de tolerancia ha hecho que lo que la iglesia un día señaló como herejía nosotros hoy lo veamos como énfasis teológico, el camino infructuoso de la justificación por las obras de la ley y que de alguna manera Pedro en su hipocresía y falta de firmeza le dio la razón a los judaizantes alejándose de sus hermanos a los cuales ya estaba unidos y no estaba pecando la inconsistencia de Pedro en ceder ante lo que es el verdadero evangelio y volver a levantar un sistema legalista le hace transgresor.

Hermanos este escrito no es un impulso para que nosotros vivamos una vida inmoral y sin obediencia a Dios, debe ser tomada como un recordatorio para entender nuestra condición de necesidad y nunca volverá a depender de la fuerza de nuestro brazo como la razón por la cual Dios nos aprueba nos dice tú eres justo y tú eres inocente, es tan solo por la obra de Cristo y nuestra fe en él.

Nosotros deberíamos apreciar que somos guardianes también de la palabra del Señor y lo que ella dice pero de la mayor responsabilidad que nosotros tenemos para qué teniendo convicciones firmes no la contradigamos con nuestros actos, ¿obedeces a Dios?, bendito sea Dios a Dios sea la gloria ¿te esfuerzas en santidad?, maravilloso ese es el camino del creyente, ¿eres recto, estás mortificando el pecado, estás comprometido con las cosas de Dios?, la gloria sea a Dios pero no por ello vas a ser aprobado para salvación, as sido aprobado mediante la sola fe, es por la gracia de Dios y por la obra del Señor Jesucristo, ¿qué hará eso en nosotros?, nos mantendrá en un estado humilde, qué torpeza un creyente que mira por encima del hombro porque se ve a sí mismo muy bueno y muy correcto con respecto al otro, la defensa del evangelio y su pureza es un baluarte que nosotros tenemos que seguir defendiendo.

Preparado por hermanos de la IBDP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s