Trabajando en la comisión de Aseo y Ornato de la Conferencia de Pastores 2009

Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.

El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.

Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo.

2 Timoteo 2:5-7

Anuncios

La homosexualidad

El ParaisoEn estos tiempos somos constantemente bombardeados por discursos aparentemente buenos y “humanos”, acerca de la tolerancia, la aceptación y el respeto por la diversidad cultural, religiosa y, especialmente, sexual. Los programas de televisión, los profesores y los libros de colegios y universidades, la programación musical e informativa de las radioemisoras y, en definitiva, probablemente todos los contenidos difundidos por los medios de comunicación, transmiten deliberadamente una exhortación a abandonar toda noción absolutista respecto del bien, de la verdad, de la belleza, etc. Para los hombres de este siglo, estamos en medio del último gran salto intelectual de la humanidad. Creen, neciamente, que abandonando la idea de que existe una verdad, seremos verdaderamente libres. Uno de los ejemplos más claro de este suceso, es la aceptación cada vez mayor de la homosexualidad. Se acusa a la interpretación bíblica literal, de generar desde hace muchos años, culpa y, por ende, angustia en la población homosexual. Sigue leyendo