¿QUE NAVIDAD ESTA CELEBRANDO?

INTRODUCCION

arbol de navidad

Nota: Antes de comenzar queremos aclarar que no pretendemos imponer nuestras creencias a nadie, ni cohibirle sus celebraciones. Haga usted como su conciencia y su espíritu y el Espíritu que habita en usted le indique.  Solo pretendemos ilustrar para que el pueblo tenga más elementos de juicio, pues la verdad nos hace libres. DEUTERONOMIO 12:2-4: Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses,….debajo de todo árbol frondoso. 3 Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y sus imágenes de Asera consumiréis con fuego; y destruiréis las esculturas de sus dioses, y raeréis su nombre de aquel lugar.”

DEUTERONOMIO 16:21: “No plantarás ningún árbol para Asera cerca del altar de Jehová tu Dios, que tú te habrás hecho, 22 ni te levantarás estatua, lo cual aborrece Jehová tu Dios.”

HISTORIA

En primer lugar, todos los verdaderos creyentes deben saber, entender y aceptar que la fiesta de la Navidad no tiene su origen en el cristianismo, sino en el paganismo de Babilonia aproximadamente 2600 años a.C. La historia relata que en aquel entonces se veneraba a una reina llamada SEMIRAMIS en cuyo vientre crecía su hijo TAMUZ, que según la religión pagana de aquel tiempo, habría concebido virginalmente.

Aquél hijo era la encarnación del dios Sol (RA para los egipcios, BAAL para los caldeos). Su alumbramiento se celebraba con fiestas en las que árboles eran adornados con cerezas rojas y bolas brillantes que representaban al sol; y se practicaban perversiones sexuales.

La costumbre del árbol surgió de la creencia babilónica que decía que SEMIRAMIS, la madre de TAMUZ afirmaba que, durante una noche se desarrolló un árbol verde de un tronco muerto. El tronco era NIMROD su esposo muerto (Gn. 10:9). De esta manera el árbol de pino es el símbolo de NIMROD, renacido en TAMUZ, lo que llevó al culto de LA MADRE y el hijo, elevándose ambos a la estatura de divinidades. SEMIRAMIS, pasó a ser la reina del cielo. Luego le denominaron ASTAROT, DIANA, ISIS, ASTARTE, ASERA y su hijo BAAL.

El pueblo de Israel adoró a Baal y a Asera, dioses falsos que loraron su realce en el reinado de Acab y la perversa Jezabel.

EL ARBOL DE NIMROD

EL ARBOL DE NIMROD

BABILONIA, ROMA Y LA NAVIDAD

 

No cabe duda que el paganismo de Babilonia trascendió las fronteras asentándose con mucha fuerza en el politeísmo del imperio romano, que es el imperio que celebraba, el día 25 de diciembre, “El festival de invierno”, en conmemoración del alumbramiento de TAMUZ, (Saturno para los romanos) el dios sol encarnado.

Esta pagana festividad iba acompañada de orgías, desenfrenos y una gran inclinación hacia el valor de la amistad, lo cual se demostraba con intercambio de regalos y presentes. También surgió la costumbre de adornar las puertas de cada casa con coronas de flores y hojas verdes (guirnaldas) y, por cierto, la práctica de adornar un árbol con frutas y decorativos alusivos al dios sol. Esta era la fecha del solsticio de invierno y el centro de todo, era recordar y celebrar el nacimiento de la divinidad solar cuya concepción se había realizado en la virgen matriz de la reina del cielo.

“Reina de los Cielos es un título dado a la Virgen María, la madre de Jesucristo, por los cristianos, sobre todo por la Iglesia Católica Romana, y también, en cierta medida, en la anglicana, luterana y la Iglesia ortodoxa, a los que el título es una consecuencia (en disputa) del Concilio de Éfeso, del siglo V, donde la Virgen María fue proclamada “Theotokos”, es decir, “Madre de Dios”.

Este título o nombre dado a la Virgen estimuló la veneración que se expresa en la teología, la literatura y la liturgia, como la Liturgia de las Horas, la música y el arte. Desde el Concilio de Éfeso fue muy común la representación pictórica de María como Reina.

Ciudades en Italia y en otros lugares proclamaron a María Reina de los cielos también como patrona, como Siena, Massa Marittima, San Gimignano, así como Polonia y el Estado de Baviera.1

En los tiempos modernos, la Iglesia Católica Romana también ha utilizado el título de Reina del Universo para María, rereflejo de la comprensión científica moderna del espacio exterior.2 El papa Benedicto XVI señaló que la aceptación de María de la voluntad divina es la razón última por la cual es Reina de los Cielos. Debido a su aceptación humilde e incondicional de la voluntad de Dios: “Dios la exaltó por sobre todas las criaturas, y Cristo la coronó Reina del cielo y la tierra”.3

El título de Reina del Cielo también fue utilizado en la Antigüedad por otras religiones. En particular, fue utilizado por el profeta Jeremías, en referencia a Asera, una diosa adorada como la consorte de Yahvé en el antiguo Israel y de Judá, y en el templo de Yahvé en Elefantina en el Alto Egipto. 4

(http://es.wikipedia.org/wiki/Reina_de_los_Cielos)

Dios Dice: “Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso. Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y sus imágenes de Asera consumiréis con fuego; y destruiréis las esculturas de sus dioses, y raeréis su nombre de aquel lugar. No haréis así a Jehová vuestro Dios,…” (Dt. 12:2-4)

La importancia de la fertilidad representada en la firmeza de los troncos de los árboles, era una característica de todas las culturas paganas que la historia registra. Dios siempre abominó el adorno y la adoración del árbol. También representa a ASERA, diosa pagana que veneraba Israel (Dt. 12:2-3; 16:21; Jue. 3:7; 6:25-30; 1ª R. 14:23; 2ª R. 16:4; 17:10; Is. 17:8; Jer. 17:2; Ez. 6:13)

¿Será agradable a Dios este árbol dentro de nuestros hogares y locales de reunión? No haréis así a Jehová vuestro Dios,…” (Dt. 12:4)

En la fiesta de Saturno del 25 de Diciembre de cada año, los romanos adornaban los árboles con bolas de colores y frutas, representando la fertilidad y el tributo al dios sol. También acostumbraban a identificar sus casas con coronas de flores y hojas verdes colgadas en las puertas de sus casas.

REPRESENTACIONES DE LA DEIDAD FEMENINA

REPRESENTACIONES DE LA DEIDAD FEMENINA

El siempre presente deseo de reivindicar un sacerdocio o ministerio femenino

 

EL SINCRETISMO CATOLICO ROMANO

Más tarde, cuando fue establecido el catolicismo romano bajo las falsas pretensiones religiosas de Constantino, por el año 325 d.C. aprox., toda la mezcla del paganismo babilónico y romano fueron introducidos deliberadamente al cristianismo.

Esto se denominó la “cristianización” de culturas herejes y paganas.

La antigua Semiramis (Venus, Osiris, Astarte, Astarot, Asera, etc.) pasó a llamarse “virgen María” y a la encarnación del dios sol Tamuz (Baal, Moloc, etc.), se le llamó “jesús”.

El festival del solsticio de invierno celebrado el 25 de diciembre de cada año, pasó a ser la fecha oficial del nacimiento de Jesús y la antigua costumbre de la entrega de regalos y presentes fue acomodada en función de la experiencia que tuvieron los magos al visitar al niño Jesús, entregándole “regalos”. El antiguo árbol que la religión de Babilonia adornaba en celebración del nacimiento de Tamuz, pasó a llamarse “el árbol de Navidad” “cristianizándolo” con un pesebre en su base.

25 de diciembre

EL VIEJO PASCUERO

No podemos negar que la fecha de “navidad” es un verdadero caldo de cultivo para los comerciantes y el consumismo pero todo detrás de una pantalla o envoltorio cristiano. Los mismos que pregonan la “navidad de Cristo”, exaltan y defienden al “omnisciente, omnipotente y omnipresente” VIEJO PASCUERO. Él lo sabe todo, todo lo puede y está presente en todas partes. Este personaje, que tiene los mismos atributos de Dios, fue introducido a la tradición popular por el catolicismo romano.

Cuando Nimrod murió su madre-esposa lo sepultó. Pero al paso del tiempo creció un árbol donde él había sido enterrado. Semiramis comenzó a enseñar que su “hijo-esposo” se había encarnado en ese árbol y cada día de su natalicio visitaba la tumba y llevaba regalos los cuales colgaba en las ramas. Esa doctrina se propagó por todos los pueblos, siendo uno de ellos Babel y la tierra de Sinar, que luego se llamó Babilonia.

De esta forma vino a existir el “árbol” del natalicio de Nimrod. Lo que hoy se hace en diciembre es recordar indirectamente el nacimiento de este hombre malvado y pecador, Génesis 10:8-10. Algunas iglesias evangélicas han introducido en sus templos “el árbol”.

papa noel

SAN NICOLAS O PAPA NOEL: El sacerdote católico Nicolás, obispo de Mira en el tiempo del emperador Diocleciano (siglo IV), entre todas sus prácticas religiosas, acostumbraba en época de “navidad” dar regalos y presentes a los niños. Luego de su muerte, la iglesia de Roma lo elevó a los altares y desde ahí que pasó a ser “San Nicolás o Santa Claus”, a quien todos los niños esperaban ansiosamente, para recibir los regalos en “época navideña”.

Más tarde, este “san Nicolás” adoptó el nombre de “papá Noel” de la raíz francesa que a su vez deriva del latín “Natalis, natal”, o sea, “padre de la navidad”.

Este “papa Noel” trascendió hasta occidente y ya en época contemporánea, fue introducido en diversas historias que hablaban de su origen, relacionándolo con el polo norte, con la participación de gnomos (demonios de pequeña estatura) y renos que lo trasladaban en su tarea de repartir “regalos” por todo el mundo.

el viejo pascuero

En 1931, la empresa multinacional Coca-Cola tomó a este popular personaje y lo vistió con sus colores corporativos y es ahí donde se produjo una verdadera explosión y propagación de la creencia en este “súper ser”. Personaje ficticio que ensombreció totalmente al celebrado, en su supuesto cumpleaños, niño Jesús.

AHORA VEAMOS LO QUE DICE DIOS

  1. Dios condena a Babilonia, sus creencias y sus prácticas. (Ap. 14:8, 18:2-24)
  2. Dios prohíbe hacer “pesebres navideños” o cualquier imagen. (Éxodo 20:2-5)
  3. Dios aborrece erigir ídolos en especial árboles como objeto de culto. (De. 12:2, 1ª R. 14:23, 2ª R. 16:4, 17:10, Ez. 6:13)
  4. Dios abomina participar de las costumbres y los caminos de las naciones, considerándolo como vanidad. (Jer. 10:2-4)
  5. Según la tradición, Jesús nació en invierno (25 de diciembre o solsticio de invierno), pero un estudio detallado de las referencias bíblicas nos hacen concluir que el Señor no nació en invierno, sino que en otoño a mediados del mes de septiembre o principios de octubre. Aun así, en todas las Sagradas Escrituras no existe ningún mandamiento divino que ordene celebrar el “cumpleaños” de Jesús.

Los magos no intercambiaron regalos navideños, el significado de los presentes traídos por los reyes magos tienen otra significación espiritual. Existía la costumbre oriental de presentar regalos al estar ante un Rey, pero los obsequios de los magos no eran en cumplimiento de esa “tradición”. Además, los magos llegaron mucho después del nacimiento de Jesús.

  1. Para esa época, Él ya vivía en su casa (Mateo 2:9-11) y no en el establo. Obviamente, los regalos de los magos no eran “regalos navideños”, ni por ocasión de la adoración al sol.
  2. Jesús nunca mandó a que se recordase el día de su nacimiento, tampoco existe registro de que los apóstoles hayan celebrado la “Navidad”. Por el contrario, el mandamiento que Cristo dejó, fue el de recordar sus padecimientos y muerte como el sello de un nuevo pacto y esto sí fue practicado por sus discípulos y, hoy, lo siguen haciendo los verdaderos creyentes. (Lu. 21:19, 1ª Co. 11:23-26, Hechos 20:7)

 

CONCLUSIONES

 

  1. La Navidad proviene de la antigua costumbre hereje y pagana de los babilónicos, y Roma, en su constante afán de sincretismo religioso, la trasladó como fiesta “cristiana”.

¿Por qué los evangélicos se han sometido a esta costumbre católico romana de raíces babilónicas, hablando el mismo idioma y levantando la misma consigna ecuménica? Dice, el Espíritu Santo: “Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir. Y esos perros comilones son insaciables; y los pastores mismos no saben entender; todos ellos siguen sus propios caminos, cada uno busca su propio provecho, cada uno por su lado. Venid, dicen, tomemos vino, embriaguémonos de sidra; y será el día de mañana como este, o mucho más excelente.” (Is. 56:10)

2. Roma celebraba a SATURNO cada 25 de diciembre ¿Será agradable a Cristo celebrar su nacimiento un día tan especial para el paganismo diabólico?

Ciertamente, recordar el nacimiento del Salvador del mundo será siempre un motivo de regocijo para los verdaderos creyentes ¡PERO NO COMO EL MUNDO!

La noticia que recibieron los pastores que estaban con sus rebaños fue tan asombrosa que los ángeles la anunciaron, y quienes esperaban la redención de Israel durmieron en paz, pero ¿es eso lo que celebran quienes colocan paganos árboles adornados con objetos brillantes o que colocan guirnaldas en sus casas conforme a la tradición de Babilonia (confusión), en memoria de Tamuz, o Baal, o Moloc, u otra deidad pagana, ofendiendo al verdadero y único Dios. Te da lo mismo porque “la forma” es bonita, o no quieres afectar la ilusión de tus niños, y… total todos la celebran

hitler

3. Además, es claro, la biblia NO enseña que Cristo nació un 25 de diciembre, si Él hubiese querido que celebrarán su cumpleaños lo habría dicho, como lo ordenó en relación a su muerte.

“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.” (1ª Co. 11:23-26)

4. La Iglesia católica, bajo la influencia de Juan Crisóstomo y Gregorio Nacianceno, decretó la fecha de la Natividad el 25 de diciembre en el año 345, como forma de asegurar la conversión de los fieles que tradicionalmente celebraba el solsticio de invierno.

Los verdaderos creyentes no tienen porque, sujetarse a un decreto de Roma ni a una creencia babilónica.

“El que tiene oído, oiga…” (Ap. 3:6)

 

Juventud Iglesia Dios Proveerá

Obispo Carlos San Martín P. 1649-1671

Anuncios

5 pensamientos en “¿QUE NAVIDAD ESTA CELEBRANDO?

  1. una pregunta por mi ignorancia, si en la biblia no dice que se debe celebrar el nacimientos de jesus, porque en nuestros templos celebramos los cumpleaños de los pastores y hermanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s